INICIO  >   FEBRERO 2015: HORTALIZAS DE ALTURA SE PUEDEN CULTIVAR EN LOS VALLES

Hortalizas de altura se pueden cultivar en los valles

6 febrero de 2015

DSC5

                                                                    

Comayagua-. Las hortalizas como lechugas, repollos, zanahorias entre otras que se cultivan en lugares altos y fríos de montaña, se pueden sembrar en los valles con alturas más bajas de acuerdo a las primeras pruebas de adaptación que realizan técnicos de la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria (Dicta) de la Secretaria de Agricultura y Ganadería (SAG).

Un equipo de comunicadores sociales de la zona central de Comayagua, junto con el director de la Estaciones Experimental de Dicta, José Ramón Ramírez realizaron una visita de campo a la estación experimental de la Tabacalera, ubicado en este departamento para constatar que las lechugas sembradas en el valle, se encuentra en perfecto estado, se puede consumir y en los próximos días,  su semilla puede estar disponible para los productores.

Ramírez explicó que con el apoyo de la cooperación trilateral entre Brasil-Estados Unidos y Honduras se suscribió un convenio y  se trajo desde Brasil semillas de 10 tipos de hortalizas para adaptarlas en climas más calientes y así apoyar la seguridad alimentarias de la zona del corredor seco.

El proceso de adaptación de hortalizas de zonas altas, lo realizan técnicos de Dicta en 6 zonas del país e iguales resultados se están obtenidos. En la zona sur donde se encuentra la escuela agrícola “Luis Landa” y la estación experimental de Choluteca,  las hortalizas se están adaptando muy bien se confirmó.

DSC03057

El experto sostuvo que las variedades de hortalizas de los procesos de investigación se pueden aplicar para los diferentes valles que tiene Honduras.

Las hortalizas que trabajan los técnicos de Dicta para este fin son lechuga, brócoli, repollo, tomate, chile, pepino, pimienta, y  zapallos. “Lo interesante del cultivo es que un hibrido de estas hortalizas cuesta de 3 a 7 mil lempiras, mientras que estos materiales, el productor mismo a través de unas técnicas que nosotros les enseñaremos van a producir su propia semilla para su seguridad alimentaria”, señaló el director de las estaciones experimentales.

Una vez que se identifique las variedades de hortalizas que se acoplan a los valles, se iniciará el proceso de validación de semillas sanas y tratadas en macrotunes para que no llevan enfermedades y los productores las puedan comprar a precios accesibles.

 

RELACIONADAS

TODAS